domingo

Líneas Aéreas Pluma, radiovuelos.

Tengo una pluma en mi poder.
Es mía y de nadie más. El viento le dijo donde caer y yo estaba justo ahí, sentada en los últimos asientos del colectivo, uno antes de la ventana derecha y nadie al lado del vidrio.
Podría haber caído en el cuero mullido y cansado de cachetes pesados; ese lugar estaba libre, mis piernas no.
Entró por la ventana sin pedir permiso rompiendo las cortinas invisibles del vaho vehicular.
Me cayó a mí, me buscó, me encontró. Volvía a casa pensando en una neurona en particular y sin buscar una respuesta, todavía no sé si la encontré.
Fue una sorpresa, la avenida Corrientes estaba aburrida, yo me moría por revivir.
Derecho hacia mi, una sacudida a mi trance y la dejó como si fuera la cabeza de mi neurona apoyada en mi regazo pidiendo un poco más de cariño y compañía.
Agarré la pluma y queriendo proteger todos los pensamientos que el viento me trajo, la quise como una amiga. Tengo una pluma, me la guardé en la cartera esperando que me lleve volando al lugar del que vino.

2 comentarios:

Anónimo dijo...

Yo sentí un tirón, alguien arrancó de mi una caricia y la dejó volar.

Ya somos dos pajarracos sin "esa" pluma!


el camino es largo, acompañame a recorrerlo
www.fotolog.com/alonso38

Celes dijo...

Vuela, vuela
no te hace falta equipaje
vuela, nadie controla tu imagen
vuela, vuela
verás que todo es posible
vuela, despierta tu mente .....

verdades por Magneto! jaja!
tan cierto!
un placer saber que hay otros como yo que por un simple detalle trae mil pensamientos a su cabeza.!

hoy...vuelan siri y su pluma!!!:O)
enjoy the flight!